La buena alimentación es la base de la nutrición y, por tanto, de la salud de un ser humano. Desde el momento en que estamos en el vientre materno, la alimentación de nuestra madre determinará el estado de salud a futuro, asegura la nutricionista Viviana Llanga.
Según la UNICEF, “desde el vientre y hasta los cinco años se da una de las etapas más importantes en la vida de un ser humano, determinante para su desarrollo físico y mental. Es una etapa definitiva, porque lo que allí sucede es irreversible”.
Una de las enfermedades más graves en la provincia de Chimborazo es la desnutrición, sobre todo en zonas con población indígena, dónde alcanza un 44%, mientras el promedio nacional es de 19%, aseguran datos de la UNICEF. Según la nutricionista Llanga, “la desnutrición conlleva otras enfermedades que se verán en edad temprana o incluso en la edad adulta”.
La educación alimentaria y nutricional es fundamental para combatir la desnutrición crónica y otras enfermedades derivadas, dice la nutricionista del Hospital Andino. “Como nutricionistas empezamos educando a las madres sobre los hábitos alimentarios que debe llevar durante la etapa de embarazo, lactancia y cuando inicia la alimentación complementaria”, asegura.
Para Viviana, la desnutrición está muy ligada a factores culturales, se da a todo nivel: “las madres se alimentan y alimentan a su familia de diferentes formas, de acuerdo a su cultura”. De su experiencia comenta que las madres ejecutivas no tienen tiempo y descuidan mucho su alimentación y la de sus hijos. Mariela Ortiz, naturópata del Hospital Andino, corrobora esta información: “la alimentación que tenemos en occidente es pésima porque comemos solo por llenarnos y no por nutrirnos, entonces comemos mucha comida chatarra, sin fibra y no tomamos agua”, dice.
La población indígena tiene hábitos inadecuados que también están determinados por su condición socioecónomica: “Se alimentan con carbohidratos: arroz, papa mote, alimentos energéticos, pero no consumen muchos alimentos proteínicos, como carnes, huevo, leche”, dice la nutricionista Llanga, para ella “en cualquier nivel socioeconómico se da desnutrición, eso se ha comprobado por estudios”.
Varios son los tristes resultados de una inadecuada alimentación: intestino irritado, estreñimiento, acidez, dispepsias, y otras enfermedades que pueden generar cáncer de colón o de estómago.
Ortiz explica que con una alimentación pobre en fibra y en agua, se genera la acidez del organismo lo cual es fuente de cultivo para muchas enfermedades. “Se hace ácido no solo el intestino y nuestro estómago sino también nuestro hígado, nuestros riñones y nuestra sangre; y un organismo ácido es presa fácil de enfermedades y de infecciones”, asegura la experta.
Para Llanga, una buena alimentación significa conjugar bien los alimentos: verduras, frutas, lácteos, carne, cereales, etc., en las proporciones adecuadas. “Muchas personas tienen la idea errónea de dejar los carbohidratos para no engordar, pero debemos enseñar a la población que alimentos consumir y en qué proporción, para lograr una alimentación ideal que asegure una buena salud”.
En un país megadiverso como el Ecuador, podemos tener una nutrición equilibrada con alimentos variados, destaca Viviana Llanga, en las tres regiones del país tenemos alimentos sanos y nutritivos.
En el Hospital Andino se realiza un diagnóstico alimentario previo a la recomendación de la dieta que cada persona debe consumir. “Cada persona es diferente, tiene gustos distintos, un estado nutricional diferente y se desarrolla en varios ambientes, por tanto la dieta que debe consumir es distinta y ajustada a su realidad”, dice la nutricionista.
En el Hospital Andino también se hacen otras terapias complementarias como terapias hidrocolónicas, desitoxicación iónica, entre otras, lo cual le permite renovar y mejorar la acidez del organismo, explica Mariela Ortiz.
Para las dos profesionales de la salud, es necesario concienciarse de cómo alimentarse adecuadamente para lograr mantener una salud fuerte y bien equilibrada.

CategoryNutrición
Write a comment:

*

Your email address will not be published.

2015 © Copyright - Hospital Andino de Chimborazo

En casos de emergencia        03 2600153